08 January 2013

Sobre "obras derivadas"


Lo primero que hago cuando encuentro alguna información interesante que pretendo citar, contar o ampliar es enlazar y reconocer la fuente. De esta manera consigo varias cosas: reconocer el mérito y esfuerzo del autor de la fuente, que el lector pueda contactar directamente con él si lo desea, y ser honesto con los demás y, especialmente, conmigo mismo. Que quede claro qué hay de aportación mía y qué no.

Hoy me ha vuelto a ocurrir un caso no igual pero sí relacionado con el ya contado aquí. Tras coincidir en la blogosfera y dejar en un comentario de un tercero un enlace a un artículo mío, un comentarista lo ha leido y al poco tiempo ha publicado una "obra derivada" de mi artículo en su blog. Con obra derivada me refiero a que, aunque lo ha hecho pasar por la segunda parte de un artículo suyo, ha contado exactamente lo mismo que yo, de una manera un poco diferente, pero utilizado las mismas fuentes, los mismos enlaces, los mismos extractos de textos, con un par de añadidos puntuales que, debido al copy-paste, incluso están en un estilo de letra distinto.

Me han sorprendido dos cosas.

La primera, que ha colocado una foto que aparecía en la noticia que yo comentaba y en el pie de la foto ha referenciado al medio y al autor de la fotografía. Grata sorpresa.

La segunda, que no hay mención alguna a mi artículo, mi blog o mi autoría. No sólo la propia ética sino la (más que laxa) licencia bajo la que se publican estos artículos, obligan a (entre otras cosas) reconocer mi autoría. Pero no sólo eso: debe saberse que el artículo derivado queda automáticamente bajo la misma licencia que el mío.

Por ahora prefiero mantener el "artículo derivado" en el anonimato, ya que he dejado un par de comentarios al respecto y estoy seguro de que el autor añadirá amablemente esa información en breve.

Sin embargo, no puedo dejar de preguntarme, ¿por qué sí una cita y referencia a la fotografía que muestra y ni una sola referencia a un artículo que es un copy-paste conceptual (y en buena parte, textual) del mío?

¿Les gustaría que los demás hicieran lo mismo con sus artículos?

Saludos.

3 comments:

Gallego Rey said...

Después de leer buena parte de todos tus artículos debo decir que me han gustado bastante. Pero en referencia a esta entrada y dado que soy yo el acusado de plagio, aparte de que en su día he puesto el enlace correspondiente en mi blog y la explicación oportuna, quiero tomarme la licencia de afearte esta entrada, y no porque no tengas razón pero... aquí he leído al menos dos artículos tuyos en los cuales incurres en lo mismo que denuncias; uno es sobre la carne picada y comida americana. en donde incluso un forero te deja un post cariñoso en donde te recuerda que habías leído la entrada de otro blog en el cual se decía exactamente lo mismo que tú en el tuyo y era de fecha anterior ¿Casualidad? quiero creer que sí, aunque se puede interpretar lo contrario dado que estoy seguro que ese otro blog lo sigues porque hacer referencias al mismo en otras entradas. Y luego está ese otro post sobre si las personas deberían cumplir un requisito para poder votar, y en ese me llamó la atención uno de los vídeos de un científico divulgador que nos presentaste -muy bueno, por cierto- en donde habla precisamente de esa tesis, para a posteriori tú escribir tu entrada que, supongo, también será fruto de la casualidad. Lo que vengo a decir es que no creo que tú plagies nada, ni yo lo hago, pero sí me choca que te moleste que los demás se inspiren en tus post -en mi caso ya está aclarado, creo- y tú a la vez hagas lo propio. Repito que este blog me encanta y no quiero crear controversia alguna, pero en mi derecho de defensa quería citar todo esto. Nada más.

Betawriter said...

Garcias por tu comentario.

Creo que hay una diferencia sustancial entre dejar de poner una cita (por descuido, por olvidar de dónde proviene-leemos cientos de cosas de cientos de fuentes cada día) y en el caso de tu artículo.

El "problema" no es que hicieras la misma reflexión que yo, inmediatamente después de que yo dejara un enlace en un comentario en una página que ambos visitamos. Al fin y al cabo, la incogruencia de los nacionalismos al apelar a la Segunda República como salvación, es obvia.

Mi queja no proviene de la reflexión en sí, sino de que usaste y publicaste exactamente las mismas fuentes, el mismo hecho puntual de Bildu y San Sebastián, los mismos fragmentos de textos de la República que yo extraje (y algunos más, cierto). Eso cuesta tiempo y esfuerzo, creo que lo absolutamente mínimo que se merecía era un enlace, como así te dejé en el comentario, ¿no te parece?

Además en este post ya adelanté que estaba seguro de que amablemente de colocarías en enlace que yo te había solicitado y así fue.

No me interesa entrar en un debate estéril el tema, sino simplemente agradecerte de nuevo que colocaras un enlace a la fuente original de la que sacaste la idea principal, enlaces, y documentación.

Saludos.

Gallego Rey said...

En todo caso tema aclarado :)