08 September 2013

Franquicias de Marco Aldany ¿Falta de transparencia, triquiñuelas, o directamente estafa?


En primer lugar quiero dejar claro que la mayoría de peluquerías Marco Aldany son negocios particulares que funcionan como franquicia, así que cada una es un mundo. Es justo decir que a partir de la experiencia concreta de un par de franquicias no se puede hablar de cómo actúan todas las demás. Pero como, al final, las franquicias son la cara visible de la marca, una mala experiencia hace que un cliente no vuelva acercarse a ningún otro Marco Aldany. Es inevitable. Quizá por eso Marco Aldany tiene un aprobado raspado en Ciao.es.

Aquí tienes la lista de precios oficiales para el corte de pelo:



¿Alguna vez has visto estos precios expuestos en los escaparates? ¿O eran otros más baratos y has acabado pagando prácticamente lo mismo que ahí aparece? ¿Te has sentido defraudado o estafado al salir?

Si te has sentido estafado al salir puede que hayas sido víctima de las típicas triquiñuelas que utilizan muchas franquicias. El secreto está en que estos son los precios máximos fijados por al marca, pero cada franquicia es libre de ofrecer sus propias ofertas para atraer clientes (que son las que todos vemos en los escaparates).

Ejemplo clásico, en sus diferentes variantes. Ofrecen un precio de 9,99€ o incluso inferior por corte de pelo anunciado en el escaparate es una OFERTA, donde:
  • En ningún sitio pone IVA incluído.
  • En ningún sitio pone que incluya el champú cuando te lavan el pelo.
  • En ningún sitio pone que incluía la gomina que tan amablemente te ofrecen al final.
  • En la letra pequeña que no habías visto dice que la oferta sólo es válida determinados días de la semana.
El resultado es que, al final, acabas pagando prácticamente los precios reales, que aunque ajustados, ya no son la ganga anunciada.

Nótese incluso usando como referencia la lista de precios expuesta en las tiendas, sólo están anunciados los precios de los servicios, pero no el de los productos y sigue quedando margen para la picaresca. En el corte de pelo para "ella" NO ESTÁN incluídos el champú y la gomina, con lo cual te acaban cobrando lo que quieren sin advertirte ni preguntarte primero. Otra pregunta curiosa, en ésta época donde se a llegado a extremos absurdos en el tema de la igualdad, en esta cadena existen diferentes precios y servicios para el corte de pelo según el sexo (ÉL vs. ELLA), en vez de por longitud del cabello o complejidad del corte. ¿A un chico de pelo largo le incluyen champú y gomina y a una chica de pelo corto no, o cómo funciona? Curioso.

Hasta aquí, casos que rayan la estafa pero no pueden demostrarse ilegales, salvo que uno insista en buscar dónde están regulados los precios de los productos, cantidades, etcétera.

Pero, ¿qué les parece este otro caso, denunciado de primera mano?

Servicios utilizados (LISTA DE PRECIOS 2013 - IVA incluído):

"C2 - Corte de pelo [ÉL] - Champú y gomina incluída" - 12,95€
"C8 - Corte de flequillo" - 3,00€

Precio cobrado, mientras se intenta distraer al cliente con buen humor y charla vacía: 17,95€ Por supuesto, no se da ticket.

Al salir de la tienda: cortocircuito. Algo no cuadra. Volvamos.

- Hola, tenemos una duda con el precio. ¿Podéis explicarnos por qué nos habéis cobrado 2 euros de más? Mira lo que pone en la lista de precios.


- No mira, majo, esos precios son en oferta, de lunes a miércoles.

- No. Ése no es el precio en oferta. El precio en oferta es 9,99€. Lo tenéis en el escaparate y regulado en la parte de abajo de la lista de precios. Y ya sé perfectamente que hoy no es válido, y por eso hay que pagar los 12,95€ del precio normal, más los 3,00€ del flequillo.




- Ah, sí, no... es por el champú y la gomina.

- No, perdona. El champú y la gomina están incluídos, igual que el IVA, según pone en el cartel, en el servicio C2 de corte de pelo para caballero. 12,95 + 3,00 son 15,95 y no 17,95. Sólo quiero saber si ha habido algún error o a qué se debe la diferencia.

- Ah sí... no... pero es que esos precios... esos precios no se pueden ver desde la calle (sic).


- Bueno, pues no pasa nada. Entonces simplemente es que no son correctos y estáis cobrando algo diferente a lo anunciado. ¿Podrías darme por favor la hoja de reclamaciones? Entiéndeme, que el servicio ha sido buenísimo y nos habéis tratado muy bien, no es nada personal. Simplemente es que esto es irregular, y quiero que conste para que se corrija.


A partir de aquí, prefiero no recordar el mal trago, pero todo fue mal trato y negativas, con la típica actitud chulesca de empresaurio (empresauria en este caso): "no sé qué es una hoja de reclamaciones", luego un "no te la voy a dar", luego un "no sé rellenarla", llamada a la jefa suprema e intento de devolver el dinero y aquí no ha pasado nada, negativa a firmar la hoja de reclamaciones ante la insistencia de ponerla, hasta el extremo de tener que llamar a la policía para que cumplieran con su obligación.

¿Qué está pasando en algunas franquicias Marco Aldany? ¿Por qué ese mal trato a los clientes? ¿Por qué ese cobrar arbitrario? ¿A dónde va el dinero? ¿Quién se lo queda? ¿Por qué lo que eran sonrisas y buen trato se vuelven impedimentos y mal trato a la hora de poner una reclamación justa y clarísima?

Lo peor de todo es que ni siquiera llegaron a entender mi reclamación. No se sabían los precios de la lista de memoria y sus alegaciones a la reclamación fueron "el cliente no está de acuerdo con el precio del servicio".

Sólo ellos saben lo que están haciendo, pero desde luego no pinta nada bien. Y seguro que luego se les llena la boca con Bárcenas y los políticos, y cómo estafan a los demás.

Un apunte más y que todos los consumidores deben conocer. Aunque varía según la comunidad autónoma, en general:
  • Los establecimientos están obligados a exponer un cartel visible que ponga "existen hojas de reclamaciones a disposición del consumidor".
  • Los establecimientos están obligados a proporcionarte, rellenar correctamente toda su parte, firmarte y darte las copias adecuadas (normalmente una para ti y otra para llevar a consumo), estén o no de acuerdo.
En caso de duda o si el establecimiento se pone chulo o cabezón, llama a la policía local (092) para que acuda a ayudar a rellenar las hojas, como cuando ocurre un accidente de tráfico. Van a darte la razón, te ayudarán a rellenarla y no hay por qué avergonzarse. Es su trabajo y están acostumbrados a este tipo de disputas.

Cuidado con los dueños del establecimiento: una táctica habitual es hacerse los ofendidos y convertirlo todo en un ataque personal. No dejes que la manipulación psicológica de los comerciantes, sus gritos o su mal trato, sirva de excusa para marcharte estafado y sin reclamar. Es lo que quieren. Tú insiste hasta que las cosas se hagan como se tienen que hacer. El comerciante debería ayudarte y si pone pegas a una reclamación es porque tiene algo que ocultar. Y, sobre todo, nunca te pongas a su nivel. Con calma y una sonrisa siempre.

Se nos llena la boca con la transparencia, pero en muchas ocasiones ni los comerciantes la cumplen, ni nosotros la exigimos.

Saludos.

1 comment:

Anonymous said...

Qué razón tienes!