05 June 2011

Punset, por favor, cállese ya


Me llega hoy un enlace del venerable señor Punset donde aporta su visión sobre el tema del 15-M, la renovación política y demás.

Como buen político, adivinen su reacción: Punset da consejos a "la manada" (como él vomitivamente nos llama desde su torre de marfil) mientras agasaja a la juventud, las redes sociales y dice que ya era hora de que algo se moviera desde fuera del sistema, ya que desde dentro absolutamente nadie decía ni hacía nada.

De verdad, querido Eduard, como eurodiputado y consejero que usted fue, cómo se pone en evidencia. Usted formaba y forma parte del establishment, donde pasó inadvertido y se mojó más bien poco, hasta su reciente reconversión en gurú divulgador que muy cómodamente le permite predicar lo que a "la manada" le gusta escuchar. ¿Cómo puede usted soltar ese discurso después de haber sido consejero de economía y trabajado para el FMI?

Y ahora, cuando algunos llevan décadas mojándose de verdad (lean por ejemplo Política para Amador, de 1992, o consulten el programa o escuchen las intervenciones de algunos partidos políticos minoritarios), cuando gente ha dedicado mucho de su tiempo a hacer cosas de manera altruista mientras usted se ha dedicado a formar un imperio mediático pseudocientífico con el que tiene engañada a media España, nos viene con éstas: con que nadie hacía nada. Mientras usted se forraba con cada uno de sus libros que poco cuentan y mucho prometen solucionar, y se dedicaba (y dedica) a viajar y disfrutar a costa del erario público.

De verdad señor Punset, retírese. Si quiere hacer política, vuelva a su puesto, mójese y trabaje con el mismo empeño que pone en hacer crecer su imperio mediático. Si quiere divulgar ciencia, me temo que es ya demasiado tarde para usted. Y no lo digo por su edad: ha demostrado ser incapaz de entender el método científico en más de 10 años. O igual sí lo ha entendido pero no le interesa, que esa es otra.

Pero por favor, deje de mezclar mensajes políticos con mensajes científicos, deje de hablar de "la manada", deje de decir que "los científicos han llegado a un consenso" para respaldar lo que no son sino sus opiniones, que en su mayoría no van destinadas sino a vender sus libros y su particular aceite de serpiente emocional. Lo cual no estaría mal si usted no insistiera tanto en que le pongan el principio activo (desconocido) en el prospecto y lo vendan en farmacias.

La gente debería saber que, en otra época, Punset diría que el Sol da vueltas alrededor de la Tierra y que el hombre es el centro del universo: ése era el consenso científico de la época y lo escrito por algunos de los científicos más eminentes y sabios.

Les dejo con una guinda; vean ustedes cómo recomendaba Punset salir de la crisis: "dando rienda suelta a decisiones emocionales". No aboga por aplicar la razón, la educación, la experiencia, la paciencia, el esfuerzo y el trabajo, no. Aboga por tomar decisiones emocionales. ¡Punset está hecho todo un científico!

De verdad señor Punset, cállese ya, que se le está viendo a usted demasiado el plumero.

Ya que estamos con consejos para los jóvenes, déjenme darles uno de Fernando Savater:

"En mi opinión, la primera obligación de los jóvenes es la misma que tienen los más adultos y hasta los viejos, si me apuras: aprender. Quien no sabe puede tener arrebatos pero no aciertos; y confundirá la buena intención reformadora con la retórica desquiciada de los truculentos."
Qué quieren que les diga. No he escuchado ni una puñetera vez a Punset decir a los jóvenes que se dediquen a estudiar y a aprender; a saber y a trabajar; a tener paciencia y a reflexionar. Y a coger las maletas y buscarse la vida si es necesario.

Mi opinión respecto a la educación es precisamente la contraria a la de Punset, y es que si España tiene un problema con la educación ha sido precisamente porque es excesivamente teórica, idealista, desligada de la realidad, de la productividad y del trabajo práctico. Muchas de las prácticas "pedabobas" que él postula hace ya tiempo que inundan las aulas (en detrimento de otros contenidos/prácticas) y están dando sus frutos precisamente ahora: gente que no sabe enfrentarse a la realidad, gente sumisa, poco informada, poco crítica y semidrogada en un universo de unicornios. Me sorprende que Punset no haya intentado buscar una relación causal precisamente en eso. Aunque quizá le arruinaría el negocio.

Poco después de escribir esto me encuentro con una aberración que confirma lo que somos: Punset, un político de letras, ha formado parte del jurado para dar el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. ¿Adivinan quiénes han sido los ganadores?  Un grupo de neurobiólogos.

Si quieren entender por qué algunos criticamos duramente a Punset lean por favor este post: "Punset y los problemas de la divulgación", que lo explica mucho mejor de lo que yo lo haría. Punset es muy, muy mal profesional. Como "servicio público", pagado por todos, creo que lo mínimo que podemos exigirle es que haga bien su trabajo, ¿no les parece?

Saludos.

1 comment:

Juan, Luciano y Gonzalo said...

Puede que divulgue más ciencia Punset que Belén Esteban. Por lo demás, son iguales.