12 September 2012

Cierra la empresa Lynce


Tras la fanfarronada de cifras (hasta 1.500.000 he llegado a leer) en la manifestación independentista de ayer en Barcelona, compruebo que la empresa Lynce ha cerrado. Lynce era una empresa especializada en el conteo de multitudes que solía poner en ridículo las cifras dadas por los medios.

En un artículo de 2010 ya demostró cómo el supuesto millón de personas manifestándose en favor del estatut, fueron en realidad entre 60.000 y 70.000. Nos explicaba también con cálculos muy sencillos, que ni en los 11 kilómetros de la Diagonal cabe una multitud de un millón de personas desplazándose. Pero la prensa sigue engañando al personal sin ningún tipo de impunidad. Todavía quedan algunos datos sobre manifestaciones aquí.

Es una pena que esta empresa haya cerrado porque era la única que proporcionaba algo de información objetiva acerca de la representatividad de las manifestaciones. Seguimos a merced de los "cálculos" dados por los medios, que ya sabemos que no andan precisamente bien de números, como se encarga de enseñarnos Josu Mezo en su magnifíco blog Malaprensa.

La gente no acaba de entender que los medios son una mirilla parcial que distorsiona la realidad, muchas veces interesada. Basta haber vivido experiencias y luego verlas en televisión o prensa para entender lo distorsionado que podemos percibirlo. Cuántas "manifestaciones multitudinarias" y "reivindicaciones varias" he visto por televisión (especialmente ETB) donde había mucha pancarta pero los manifestantes eran cuatro, estaban solos en un rincón y pasaban completamente desapercibidos. La mayoría de los cuales eran "manifestantes profesionales", por cierto. Pero los planos generales nunca se dan en esos casos. También puede ocurrirnos lo contrario: ver una calle llena por una multitud puede hacernos pensar que ahí estamos todos, cuando no está ni el 10% de lo que creemos ver, que a su vez no llega ni al 1% de quienes dicen representar.

Acaba de empezar el curso y la actividad laboral para muchos y la gente ya anda quejándose, con todos los puentes calculados hasta Navidades. Ya tenemos otra huelga programada por un sindicato nacionalista, que se celebrará en menos de un mes y seguro vuelve a dejar la zona vacía. Ahora bien, me gustaría saber cuántos responden al correo "si no viniste a trabajar por favor responde a este mail" para que les descuenten el salario del día.

Si por cada huelga del año pasado hubieran repartido un boleto de lotería, ya seríamos todos millonarios. Las huelgas, manifestaciones y protestas aquí son algo cultural, lúdico-festivo y hace tiempo que han perdido toda su fuerza y significado.

Así es como se levanta un país y como se vive animado. Sí señor. Tenemos un problema de actitud que creo que no tiene solución alguna. Porque el único negocio que aquí no cierran son los bares.

Saludos.

1 comment:

Angel said...

Sobre las estimaciones, siempre recuerdo a un profesor de zoología que tuve en la carrera. Este hombre hablaba de la incertidumbre y defendía que un dato biológico estaba bien si el error se mantenía "más/menos de un orden de magnitud". Aplicado a la manifa de ayer, valdría entre 150.000 y 15.000.000 :-P