01 January 2012

Mayorcitas


¿Por qué hay tantas mujeres guapas, inteligentes, independientes y aparentemente muy cabales que siguen solas a cierta edad?

¿Es realmente una decisión suya? Cuando un fenómeno se repite, se le denomina patrón o, si se quiere, comportamiento de manual. Por eso a veces me pregunto si toda esta aparente independencia y madurez de la que hacen gala algunas,  que además está recogida en series como Sexo en Nueva York, Anatomía de Grey (y otras) no será más que una moda o fruto de una educación y de unos tiempos que volvieron a equivocarse por exceso. Y eso sí sería verdaderamente cruel. ¿De verdad esas mujeres están haciendo lo que quieren hacer con sus vidas o son el reflejo de los deseos y circunstancias de la generación anterior?

Si uno se para a pensarlo, le surgen varias explicaciones. En un extremo se puede pensar que son personas con las cosas muy claras. Personas exigentes, que no se dejan pisar, que quieren cultivarse a sí mismas, y que desean encontrar a una persona verdaderamente adecuada antes de dar un paso importante con ella.

En el otro extremo, puede opinarse que se trata de personas ambiciosas, egoístas, excesivamente idealistas con las relaciones y, sobre todo, tan tercas, que son incapaces de aceptar la realidad de ellas y de los hombres, porque lo considerarían traicionarse a sí mismas. A sí mismas, o a la idea de lo que ellas mismas deben ser, aunque no tengan muy claro el qué.

Hay un refrán que nunca falla y dice: "dime de qué presumes y te diré de qué careces". Es por eso que cuando veo a esas mujeres que dan lecciones de independencia y madurez (especialmente a los hombres), salir por ahí, hacer comentarios y colgar fotos en Facebook como si tuvieran dieciséis años, me pregunto si no deberían aplicarse el cuento a sí mismas. Cuando las escucho decir que sólo buscan a personas normales y medianamente razonables con las que compartir sus vidas y luego las veo comportarse como unas histéricas que no son capaces de ceder un ápice en absolutamente nada porque eso sería perder o denigrarse como mujer, me pregunto si de verdad alguna vez se escuchan o se miran al espejo. Cuando las veo llegar a cierta edad, empezar a ponerse nerviosas con el tema de los hijos y considerar a los hombres poco menos que un complemento más en sus planes (y a veces ni eso, puesto que existen otras soluciones), me vienen a la mente las típicas palabras de: los tíos sois unos cerdos egoístas.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces, insisto. A muchas de estas mujeres, que se venden como independientes, maduras y seguras de sí mismas, las he visto tan perdidas como al que más, extremadamente inseguras y, en muchas ocasiones, tremendamente ligadas a sus familias, especialmente a sus madres. En el fondo, sólo buscan alguien a quien aferrarse porque son inseguras, pero su educación y su feminazismo les impiden reconocerlo. Antes muertas que mostrarse vulnerables. Y también, no sé si porque no tienen ni idea de cómo son los hombres o porque los conocen demasiado bien, no quieren siquiera arriesgarse a intentarlo.

Quizá las que se venden de maduras en el fondo siguen siendo unas niñas, que no se atreven a enfrentarse al mundo, con lo bonito y lo feo, lo maravilloso y lo desgarrador. Y luego, además, se ofenden cuando les dices que ya son mayorcitas, sin ninguna mala intención.

En vez de entenderlo como tienen que entenderlo, lo consideran automáticamente un ataque a lo que han decidieron hacer con sus vidas y a sus decisiones tomadas, y te vuelven a soltar el discurso de lo orgullosas que están de ser tan independientes y maduras, y de pasar de los hombres, porque son todos unos idiotas, y además no los necesitan.

Y a ti, que apenas habías abierto la boca, y con ningún tipo de intención, te vuelve a la cabeza, por tecera vez en la noche, el sabio refrán.

Feliz año nuevo.

6 comments:

Angel said...

¿Por qué ... que siguen solas a cierta edad?
¿Por qué no? Vivir en pareja es común pero vivir sin pareja es una opción más. Buscar explicaciones como si fuera una disfunción, y sólo en las mujeres, me parece un sinsentido. Buen año.

Betawriter said...

En absoluto es una disfunción. Es una decisión tanto o más respetable que seguir al rebaño. Mientras sea una decisión propia y no inducida. Eso es a lo que me refiero. Lo mismo para la gente que decide tener pareja. Pero en este caso tocaba hablar de la que decide no hacerlo. Saludos.

Betawriter said...

Y precisamente esa palabra, disfuncion, suele salir a menudo y muy a la defensiva cuando uno apenas ha abierto la boca, insisto. Lo cual me hace dudar todavia mas, porque me parece que en el fondo no es mas que una proyeccion. La gente que toma sus propias decisiones y esta segura no necesita justificarse ni se pone nerviosa, ni a la defensiva, ni da lecciones a nadie. Conste que no lo digo por tu comentario, pero me lo ha recordado :) El tema de que sea sobre mujeres es porque es con ellas con quien lo hablo. Saludos

muj said...

he encontrado tu blog por casualidad, me ha gustaod mucho, lo visitaré de vez en cuando.
Un saludo

muj said...

He encontrado tu blog de casualidad, pero te felicito, me ha gustado y espero visitarlo de vez en cuando.
Un saludo,

Anonymous said...

alguna mala mujer te dejó plantado en fin de año no?